22 may. 2012

Viviré en mis poemas

Impulsado por mi queridísima Alice, que me incrementó amigablemente que estoy escribiendo con la cabeza y no con el corazón, decidí hacer caso a la valenciana y escribir lo que el alma me dictase, sin caer en el pastelismo. Espero que este te convenza, vieja amiga.


Alma denigrante. Calla.
Razón oscura. Basta.

Que se apague la imaginación
y me devore la angustia.
¿Preocuparme yo?
No caeré en esa justa.

Deja caer la absenta. Abrasa.
Dulce licor prohibido. Desgasta.

Que el amor se ahogue en mi copa
y me hunda con la marea.
¿Morirme yo?
Viviré en mis poemas.

Saludos mutantes desde Genosha.   

No hay comentarios: