25 ago. 2010

Dorian Gray (crítica)

Tenía pendiente desde hace tiempo la crítica de Dorian Gray, película estrenada en el 2009, 2010 en España y protagonizada por Ben Barnes ( Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian, Stardust) y Colin Firth ( Mamma mía!, Shakespeare in Love)
ATENCIÓN: LA INFORMACIÓN MOSTRADA A CONTINUACIÓN CONTIENE NUMEROSOS SPOILER. AQUELLOS QUE DESCONOZCAN SU EXISTENCIA, ABSTENERSE DE LEER.
Portada de la película el retrato de Dorian Gray

En principio la película te transporta a la Londres victoriana de una forma bastante notable. Contaminación, trajes bonitos y secretos oscuros. Dorian ( Ben Barnes) es un joven inocente y bello que llega a la ciudad nuevamente para heredar el dinero de su difunto abuelo. En uno de sus conciertos conoce al pintor Basil Hallward ( Ben Chaplin) que desea retratar su extrema belleza. En una de las fiestas conoce tamién a Lord Henry Wotton ( Colin Firth) que será su mentor en el mundo de la lujuria y el pecado, poniendo como excusa el tiempo.
El guión esta bastante bien conseguido, a pesar de que en la novela las escenas son quizás un poco más brutales, consigue llenar la pantalla de erotismo desenfrenado.
Se centra mucho en el drama más que en los asesinatos y las barbaridades que comete el eterno londinense.
Lo que más me decepcionó es que la maquetación de la película era realmente horrible. Podía tener escenas de cámaras perfectas, para luego dar un salto de tiempo demasiado brusco y romper toda la esencia.Lord Henry y Dorian

Un reparto bastante interesante. Vemos caras conocidas como a Fiona Shaw ( Harry Potter) o Carolines Goodall ( My life in ruins) como a jóvenes promesas como Rachel Hurd Wood (Peter Pan, Solomon Kane) o el mismo Ben Barnes.
La interpretación tampoco sobresale mucho. Un acento bastante marcado en la versión original, mientras que el doblaje la perfección a la hora de hablar es hasta irritante.
Sobra un poco de drama y faltaría algo más de odio y rabia en el mismo Dorian, pero fue una excelente elección el elegir a Ben para dicho papel.
Un Dorian cansado de la inmortalidad

En resumen, vale la pena verla una tarde en casa con tu pareja o solo y comentarla un poco. A mi personalmente em gustó, ya que soy fan del libro y de varios actores que salen en la peli. Pero aun así no sobresale de lo común.

Eso es todo amigos, saludos mutantes desde Genosha

3 ago. 2010

Crónicas de un peregrino

...Un viaje inolvidable...




Todo comenzó un buen día en el que fui a recoger mi credencial a la casa de Santiago, en las Canteras. Allí un buen señor me dio la llave para poder quedarme en los albergues, comer comida de peregrino y avanzar por los mágicos senderos de aquella tierra sobrenatural llamada Galicia.
La credencial

Una vez en mi mano, mi padre y yo hicimos una ligera mochila con la ropa necesaria y partimos a Vigo, donde acto seguido nos recogerían y nos llevarían a Tui, el lugar donde partiríamos.
El primer albergue

Comenzamos a andar. Nada más comenzar, en Tui, conocimos a dos malagueñas (también madre e hija) y salimos a andar cruzando senderos de tierra, bosques, puentes y calzadas romanas. Sacaba fotos cada vez que podía, pudiendo mostraros estas asombrosas imágenes. (me tuve que mojar los pies, pero bueno)

Uno de los numerosos puentes


Yo sentado en el puente

De Tui a Pontevedra ya se nos habían unido otros dos peregrinos, esta vez de Sevilla. Según los folletos, solo eran 28 Kilómetos hasta llegar a nuestro destino... pero nos engañaron, puesto a que en camino andado son 34 kilómetros, por lo que llegamos más tarde de los previsto. Por mi mente pasó la idea de abandonar cuando noté que mi pierna izquierda estaba tan entumecida que el hecho de doblarla me destrozaba... pero no tiré la toalla, seguí andando junto a mi padre.
Un corcel blanco en medio del paraje...¿ o era un unicornio?

Uno de los numerosos senderos

Seguimos andando, cruzando ríos, mojándonos las botas ( y aveces hasta los pantalones) y durmiendo en albergues donde los ronquidos se hacían notar

No hay posible derrota para un caminante

En Caldas del Rei nos pilló la final del mundial, y la chica que llevaba el albergue nos dejó quedarnos hasta tarde (los albergues cierran las puertas a las 22:00)
Cuando ganó la final España,en la celebración, una chica gallega que me había atendido en el bar donde comí me obligó a tirarme al río donde todos se estaban bañando y tirándose agua...cabe decir que al día siguiente el camino lo hice aúnmoajdo por las botas.

De camino a Caldas, una de las foto que saqué.

De Caldas llegamos a Padrón (donde están los famosos pimientos de Padrón... unos pican y otros no) y allí nos quedamos en otro albergue un poco más antiguo.

Cruzando el puente que nos llevaba a Padrón

El albergue de Padrón

Allí descansamos y comí un poco de comida basura ( gracias, Eroski, por estar ahí) para pasarme uan tard lavando y tendiendo ropa con jabón lagarto (¿ por qué nadie me había dicho que eso seguía existiendo?) y a recuperar un par de horas de sueño... Me compré la metal hammer y el libro de Alicia en el País de las maravillas (no me duró ni una hora el librito)

Padrón llegamos a Teo, y de Teo, al fin...

Santiago de Compostela
gloriosa...Imponente

Brillante.

Lo habíamos logrado. Dos canarios, dos malagueñas y dos sevillanos llegaron, costando sangre, sudor y gloria, a Santiago de Compostela.

El grupo victorioso, de izquierda a derecha: Santiago(yo) Facundo, Luis, Mari Carme y Bienvenido.


Conseguimos llegar a la misa del peregrino, y allí, en unas escaleras, mi padre y yo escuchamos emocionados como el obispo decía: y desde Tui, dos de Gran Canaria. Y en ese momento pudimos decir que el camino costó sangre, sudor y lagrimas

Mi Compostelana

Y ahí acabó todo. Nos dimos teléfonos, nos invitamos a ir a nuestras respectivas ciudades, abrazos, apretones de mano...

Al final del viaje decidimos pasar unos días en Cambados. Habíamos logrado lo que queríamos y, para celebrarlo...

Me encanta que los planes salgan bien.

Otro sueño cumplido, supongo. Para los que tengais dudas si hacerlo o no, lo recomiendo al cien por cien. Da igual que seais o no creyentes, pero vale la pena solo por los paisajes, los monumentos y un largo etc.
Bien amigos, eso ha sido todo. Me alegra estar de nuevo en Gran Canaria, pero parte de mi alma y mi corazón se ha quedado en ese viaje, en ese camino, con esa gente...

Saludos mutantes desde Genosha.