25 sept. 2011

A tres metros...bajo tierra

Sepultado. Sepultado entre un suelo gris y un cielo nublado. Y sé que si vuelo en cualquier otra dirección saldré de esta cárcel de arena y agua salada. Y joder que si quiero, lo necesito casi, como una droga dulce, pero me anclan con cadenas tibias de chantaje y mentiras.

Sepultado. Sepultado a tres metros bajo tierra, en letargo, en un sueño largo e imperecedero. Sepultado y solo... una soledad que a veces sabe a libertad... solo a veces, hasta que tu llegas y me sonríes. Joder, esa sonrisa que da vida y en seguida me la quitas como un segador el trigo a la tierra.

Sepultado. Sepultado marcharé a la orilla para dejarme llevar por la marea indecente que me balancea de un lado a otro, como un diábolo ciego, casi sin vida, muerto.

Sepultado. Sepultado me despido de los buenos ratos, de las migajas que me diste haciéndome creer que había un manjar tras el telón...cuando solo había restos de ilusión... y con ello te digo adios.

Saludos mutantes desde Genosha

No hay comentarios: